Las sorpresivas valorizaciones del Bitcóin nos llevó a preguntarle al banquero neoyorquino Dino Dionne si ese ciberexperimento monetario era una experiencia a tomar en serio. Primero nos envió un vídeo en el que un desposeído colocaba un peso debajo de una puerta cerrada y pocos segundos después recibía tres a cambio. Luego depositaba los tres en el mismo umbral y recibía seis. Y así hasta cuando depositó un gran fajo, pero la puerta ya ni se movió. Su depósito se había esfumado. Eso, le dijimos, pero tradúzcanoslo en palabras comprensibles. Esta es su respuesta para nuestros lectores:Mírala completa