(La ley en España) previó un proceso en el que se establece que es posible, en casos de sufrimiento intolerable, solicitar y recibir ayuda para morir en dos eventos particulares: por un lado, cuando la persona padece una enfermedad grave e incurable y, por otro, cuando la persona sufre un padecimiento grave, crónico e imposibilitante.
(En Colombia) varios médicos y expertos en la materia han argumentado que estas disposiciones administrativas no les ofrecen garantías suficientes y están llenas de ambigüedades y vacíos que en últimas perjudican a los pacientes.Mírala completa